Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Albert Einstein


 

 

 

 

 

Si has llegado aquí es hora de que te hable de mí.

 

-      Me llamo Belen y vivo y trabajo en Bizkaia

-      He trabajado como pintora 23 años, y sigo haciéndolo ocasionalmente cuando no tengo un mueble que renovar o no estoy en casa de una clienta poniendo guapos los suyos, porque tengo que comer y pagar facturas como tú

-      Hace más de 6 años que reciclo y renuevo muebles porque me apasiona

-      Me encanta leer, en papel por favor, ¡ soy de la vieja escuela ¡

-      Cabeza inquieta, siempre queriendo aprender cosas nuevas y aún sigo. 

 

 

 

Empecé renovando primero mis propios muebles, después ayudé a mis clientas  a darle una segunda vida a los suyos.

 

Acudo como mosca a la miel a mercadillos de segunda mano, ferias de desembalaje, anticuarios , rastrillos donde compro diferentes piezas  con encanto para transformarlas  o no , y darles ese toque que las hace ser únicas.

 

 

 Al igual que tú ,yo también tengo un mueble heredado de mi abuela.

 

Ahora voy a contarte una historia sobre ella

 

Cuando mis hermanos y yo eramos pequeños nos turnábamos para dormir un dia a la semana con nuestra abuela. Me encantaba hacerlo, dormir abrazada a ella era algo que todavía me emociona cuando lo pienso.

 

Tenia un despertador en su mesilla de que sonaba como un tren del viejo oeste, pero que a mi me relajaba mucho y entre el despertador y el calor tan dulce de mi abuela hacía que me durmiera en un santiamén.

 

En su dormitorio desde que alcanzo a recordar había una silla con brazos , estaba tapizada en terciopelo granate y una gran muñeca sentada en ella. Yo estaba enamorada de la silla y cuando crecí un poco más se la pedí porque la adoraba.

 Me dijo que sí, que algún día la heredaría yo y sería para mí . Y lo fue.

 

El día que se marchó a vivir a una residencia me la dió y yo la guardé para poder restaurarla algún día.  Tardé años en hacerlo, pues la tenía tanto respeto y cariño que me daba cosa empezar hasta que me decidi a hacerlo.

 

La restauré por completo y la tengo como el mayor de mis tesoros. Cuando la miro y eso es todos los días porque la tengo en mi salón, me acuerdo de mi querida abuela. Lo que siento muchísimo es que no llegó a verla terminada.

 

Aquí puedes verla  ( espero que te guste tanto como a mí)

 

¿ Por que te cuento todo esto dirás tu ?. Pues es fácil. Quiero decirte que te entiendo perfectamente porque yo me he encontrado en la misma situación que tu y sé el apego que tienes a tus muebles.

 

 Llegados a este punto ya tendrás claro  ( si no es así es que me explico fatal y tengo un gran problema ) como puedo ayudarte a darle una segunda vida a tus muebles, de que manera embellecerlos, personalizarlos a tu gusto, encontrar una pieza que necesitas para decorar un rincón de tu hogar.

 

En resumen quiero ayudarte a que tus muebles sean UNICOS y EXCLUSIVOS.

 

No vas a encontrar ninguno igual al tuyo.