Lacados

 

Lacado de todo tipo de mobiliario, como: puertas, ventanas, rodapiés, cabeceros, mesillas, camas, armarios...y todo lo que se te ocurra.

 

 

Puedes escoger por lacar en blanco o en cualquier color, ya que la imginación es libre y el gusto también.

 

 

Lacando tus muebles no sólo le cambias el aspecto, sino que además, vas a tener un mueble único y exclusivo, alejado de los estándares.